“Plantean menos educación y más cárceles”

Edad de imputabilidad: Víctor Giavedoni, integrante del Movimiento Pampeano por los Derechos Humanos, fijó posición respecto de la decisión del macrismo de proponer que durante 2017 se dé la discusión y recién en 2018 se trate en el Congreso.

El integrante del Movimiento Pampeano por los Derechos Humanos Víctor Giavedoni dijo que el proyecto de baja de edad de imputabilidad de 16 a 14 años que quiere impulsar el gobierno de Mauricio Macri es “ilegal” y “regresivo”. “Están planteando menos educación y más cárceles”, sentenció.

Así definió la intención del oficialismo de convocar a una mesa de especialistas para analizar los cambios en el Código Penal y buscar modificar el régimen penal juvenil por ley.

Giavedoni hizo una descripción simple pero contundente de la situación: “Hay un gobierno que está eliminando derechos y recorta en educación, un gobierno que elimina los programas que sostienen a estos chicos con valores y para tratar de darles oportunidades, para que crean que es posible mejorar su vida. El Gobierno les recorta los programas y los está expulsando otra vez a la calle”, afirmó.
Justamente allí, en la calle, es donde emergen otro tipo de códigos, como explica el militante por los DD.HH: “Los valores de la calle son los más terribles, te tenés que ganar el pan de cada día a la fuerza”, y sentenció que “tienen por objetivo expulsar a gente a la calle a tener que sobrevivir”.

El debate sobre el cambio de ley surgió luego del asesinato del adolescente de 15 años en Flores, en la víspera de Nochebuena, a manos de otros jóvenes. Ese hecho fue el desencadenante de un debate que es la “vedette” de distintos sectores políticos, especialmente en años electorales como el que se avecina.

La intención de la Casa Rosada es bajar de 16 a 14 años la edad de imputabilidad, con distintas escalas según el delito cometido: la pena de prisión sería solo para los casos más graves, como homicidio, violación y delitos con armas.

“Es un nuevo intento en un momento de crisis, donde el Estado no genera oportunidades, es poner la mirada en un sector más vulnerable como son los jóvenes”, expresó y sostuvo que “es ilegal, es regresivo, porque la Constitución dice que si vos le das derechos a una persona no podés legislar para quitárselos”.

Para el militante, se cambia el foco de la problemática, ya no es el recorte de políticas educativas por parte del oficialismo la causante de la delincuencia y la criminalidad, sino que se pone la mirada en los jóvenes. “Los estudios dicen que no es así, pero hay una percepción generada a partir de los medios de comunicación masiva y la gente cree eso que es aprovechado en momentos electorales para tener un voto más y posar la mirada en el joven como un enemigo en vez de buscar los problemas reales”, contó.

El macrismo propondrá que durante 2017 se dé la discusión y recién en 2018 se trate en el Congreso. Al cabo, el actual régimen penal juvenil lo fija la ley 22.278 promulgada por Jorge Rafael Videla.
“Siempre se plantea que la criminalidad nace porque el individuo o sectores sociales son malos, nosotros decimos que los jóvenes y los pibes no nacen chorros sino que tiene que ver con las condiciones sociales en que viven”, explicó.

Giavedoni remarcó la importancia de pensar un proyecto que genere trabajo genuino y una educación de calidad para que sostenga a las clases populares, caso contrario, la delincuencia va a subir. “Lo que están planteando es menos educación y más cárceles”.

Detalló que los convenios internacionales protegen a los niños y adolescentes, plantean que “el castigo no es correctivo”. La cárcel o el encierro no va a generar un cambio social sino que “es la educación la que ocupa ese lugar para proyectar individuos sanos, que tengan expectativas y que crean en una sociedad que los pueda hacer mejores”.