Subsecretaría de Niñez: marcha atrás con el despido del abogado

La ministra de Desarrollo Social, Fernanda Alonso, respaldó la continuidad del profesional, que es un militante por los Derechos Humanos, y dejó mal parado al subsecretario de Niñez, Juan Pablo Bonino. Alonso garantizó este viernes la continuidad del abogado Maximiliano Corroinca como trabajador del área.

La decisión la dio a conocer la propia ministra, tras un encuentro entre las partes. Dijo que en una reunión, el viernes que viene, se definirán las tareas concretas que desde ahora tendrá Corroinca a su cargo. El trabajador, en principio, aceptó el acuerdo, pese a que no revistará en el mismo lugar.

El subsecretario de Trabajo, Marcelo Pedehontaá, había convocado para este viernes a las 9.30 horas a una reunión para abrir el diálogo en el conflicto desatado en el Ministerio de Desarrollo Social a partir del despido de un abogado de la Subsecretaría de Niñez y Adolescencia, Maximiliano Corroinca.

Al finalizar la reunión se conoció la decisión del Gobierno Provincial de que Corroinca continúa cumpliendo tareas pero no en la Subsecretaría de Niñez y Adolescencia. 

Recordemos que los trabajadores y delegados de la Asociación de Trabajadores del Estado, que se declararon en asamblea permanente desde el lunes último, hicieron un impasse a las medidas de fuerza desde el miércoles al mediodía. Pedehontaá recibió ese día al trabajador despedido y a los delegados de ATE. El subsecretario de Niñez y Adolescencia, Juan Pablo Bonino, había recibido a los trabajadores el día anterior y ratificó el despido unilateral, con la excusa de que el joven abogado no se “adaptaba” a los lineamientos que bajan desde los estamentos superiores de esa repartición.

Corroinca participa del Desayunador de Villa Germinal y del Movimiento Pampeano de Derechos Humanos. Hace un año está contratado en forma precaria en el Estado. Los funcionarios del área le habían reprochado que junto a los militantes del Desayunador y la víctima denunció una golpiza policial a un adolescente de la Zona Norte de la ciudad.

A Corroinca le habían comunicado en forma verbal, el viernes de la semana pasada, que no le renovarán el contrato precario con el cual cumple funciones. Ese contrato vence a fines de junio. Desde el lunes, junto a los delegados de ATE, un grupo de trabajadores se declaró en asamblea permanente, realizó pintadas y manifestaciones en el edificio del Ministerio, en Pellegrini y Quintana. Exigen la reincorporación del trabajador.

Bonino recibió el martes al mediodía a los representantes de los trabajadores. Si bien les dijo que revisará la medida, ratificó el despido. Por otra parte, negó que otros cuatro contratados del área también quedarían cesantes.