Tres muertos en un choque frontal

El futbolista Rubén Darío "Taty" Santillán y  los hermanos Adrián y Matías Cuadrado perdieron la vida en un choque frontal en la Ruta 1. Fue a las 8.30 entre Trilí y Quemú Quemú.

accidente2650

ch650

taty futbol

Un joven futbolista de Quemú Quemú y dos hermanaos de Miguel Cané perdieron la vida este sábado como consecuencia de un choque frontal que se produjo a las 8.30 horas en la ruta 1, entre Quemú Quemú y Trilí, en el kilómetro 118. En el lugar fallecieron Rubén Darío "Taty" Santillán, hijo de un funcionario provincial y futbolista del Deportivo Argentino de la localidad, y Adrián Cuadrado, un joven de Miguel Cané. Al mediodía murió en el hospital de General Pico, en medio de una intervención quirúrgica, el hermano mayor de Cuadrado, Matías.

Rubén Darío "Taty" Santillán tenía 32 años y era responsable del Área de Deportes de Quemú, futbolista e hijo del secretario de Asuntos Municipales de la provincia, Rubén Gerardo "Negro" Santillán. El viernes por la noche había participado de un partido amistoso entre Deportivo Argentino y Estudiantil en Eduardo Castex, y este sábado por la mañana regresaba a su hogar.

Por su parte, Adrián y Matías Cuadrado, de 19 y 24 años, eran dos jóvenes hermanos de Miguel Cané. Matías, el mayor, conducía el vehículo y fue trasladado e internado en General Pico en estado muy grave. A las pocas horas falleció también.

El acompañante de Santillán, Leonel Rodríguez, también es futbolista del club de Quemú, y quedó internado en observación en Pico, aunque estaría fuera de peligro.

La policía y los bomberos debieron trabajar febrilmente en el sitio del siniestro para sacar los cuerpos de entre los hierros retorcidos. El impacto fue frontal. Las primeras especulaciones mencionan que uno de los conductores se habría dormido y se cruzó de carril.

Los hermanos Cuadrado se dirigían a trabajar en un campo de la zona de Quemú Quemú en un Renault 9, que circulaba de sur a norte por la ruta 1. El Chevrolet Agile que ocupaban Santillán y su compañero, transitaba en la dirección contraria, y regresaban a la localidad luego de haber jugado un partido amistosos la noche anterior, en Eduardo Castex.

Para auxiliar a los accidentados llegaron al lugar una dotación de Bomberos Voluntarios, policía de Quemú Quemú, la policía científica y al menos tres ambulancias que trasladaron a los heridos al hospital de General Pico. En el lugar también se hizo presente el segundo jefe de la Unidad Regional II, Comisario Mayor, Pablo Gandino y el encargado de la Fiscalía Temática de Delitos Culposos de la Segunda Circunscripción, abogado Hernán Cecotti.

El impacto entre los dos rodados fue de tal magnitud que ambos vehículos quedaron prácticamente desintegrados a unos 15 metros de distancia y en banquinas contrarias.

El director adjunto del Hospital Gobernador Centeno, Roberto Bertone, señalo a Infopico que Matías Cuadrado fue intervenido quirúrgicamente cuando su estado de slaud era "muy delicado”, pero no pudo recuperarse de las heridas recibidas.

La tragedia enluta este fin de semana a las dos localidades del noreste provincial, ubicadas a 15 kilómetros de distancia, a la vera de la ruta 1.  

Según las estadísticas provinciales, con esta tragedia se elevan a 44 los muertos en siniestros viales en lo que va del año.

 

(Foto: Infopico)