“No queremos que la situación se asemeje a la de Santa Rosa”

La advertencia la hicieron desde CORPICO ante los desbordes cloacales en General Pico. Pidieron un 154% de aumento en la tarifa y la municipalidad local les concedió el 27%.

General Pico (Agencia) - Días atrás se llevó a cabo una reunión de delegados de CORPICO, donde los encargados del área de Saneamiento Urbano expusieron los trabajos realizados en busca de conseguir un aumento en la tarifa del servicio, el cual finalmente fue del 27% cuando en realidad se solicitó un 154%.

“No queremos que la situación se asemeje a la de Santa Rosa”, expresaron desde la cooperativa y advirtieron que sin inversiones “podemos llegar a una situación límite de encontrarnos con desechos cloacales”, ya sea en las calles o las viviendas. Por otro lado, descartaron devolver la prestación al Municipio.

El síndico de CORPICO, Ariel Hernández, se refirió a la reunión realizada el pasado martes, donde “se habló con los delegados el tema del escaso aumento que tuvimos para Saneamiento Urbano, que fue del 27%, y un poco queríamos mostrar el trabajo que se hizo, el recorrido antes de la presentación del pedido de aumento, que derivó en el pedido al Ejecutivo, al Ente Regulador, que practicáramos una fórmula polifónica parecida a la del agua, que estipula todos los gastos, erogaciones, costos laborales e inversiones, para ver a qué número se llegaba. Eso arrojó la necesidad del 154%”, comentó.

Remarcó que “el Ejecutivo coincidió en ese número, había que seguirlo trabajando para ver la diferencia pero no iba a variar mucho el porcentaje. Lamentablemente, después, cuando fue al Concejo Deliberante, éste determinó un aumento de tan solo el 27%, lo que significa solamente 15 pesos por asociado”.

Descontento
y problemas

“Obviamente los delegados mostraron su descontento por esta situación, que se sigue repitiendo, el último aumento había sido en abril del 2016, así que pasó un año y la tarifa no resulta la adecuada para sostener el servicio”, afirmó e informó que “estamos entrando en una situación de crisis para el servicio, lamentable si no entiende el organismo concedente que hacen falta obras, que hace falta una tarifa adecuada, nos vamos a ir dando cuenta de a poco que el sistema va a colapsar”.

Hernández aclaró que “ya hay bocas de registro que están descalzadas, necesitamos más de un millón de pesos para poder acomodarlas y recuperarlas. Creo que ahora lo único que vamos a poder hacer es enmarcarlas y dejarlas a la vista, para ver qué camino seguir”.

Además, “hoy, si no tenemos una definición sobre hacia dónde va el agua tratada, la deposición final, lamentablemente estamos todo el tiempo haciendo trabajos de movimiento de suelos o taludes para que no se desborde, y todo eso genera gastos importantes”.

Advirtió que de seguir así “podemos llegar a una situación límite de encontrarnos con desechos cloacales, porque lo registros se descalzan, porque el sistema está colapsado, pueden aparecer no solamente en la calle, sino también en los domicilios”.

Negociaciones

“Estamos enviando notas al Ente y al Municipio, nos juntamos con los técnicos para ponerlos en situación y a partir de ahí empezar a ver si el sistema lo podemos sostener, porque lamentablemente los gastos están superando el poder adquisitivo de la cooperativa. Creo que la sociedad, el Concejo Deliberante y el Ejecutivo tienen que tomar conciencia de que no queremos que la situación se asemeje a la de Santa Rosa”, indicó el síndico.

El referente cooperativista se mostró descreído del argumento de los ediles sobre el cuidar los gastos de los pobladores y sostuvo que “lo de cuidar el bolsillo de la gente es una respuesta que no tiene sentido, porque obviamente la cooperativa no está interesada en que todo se vuelque a la tarifa y que todo lo termine pagando el asociado. La verdad que si existiera algún tipo de subsidio o ayuda de la Provincia o de Nación fomentada a través del Municipio, como órgano concedente, no haría falta que volcáramos las necesidades o las obras a realizar al bolsillo de la gente”. Recordó que, incluso, reclamaron en varias oportunidades que se apliquen una tarifa social para los vecinos de menores recursos.

Por último, descartó el directivo que pretendan abandonar el servicio, más allá de que reconoció que es un tema de debate. “Siempre en las discusiones, en las reuniones de delegados, hay una gran parte que lo quiere devolver y la otra no. Desde el Consejo de Administración de la cooperativa tenemos la idea ideológicamente de que no sería bueno devolverlo, hacemos un denodado esfuerzo para dar una buena prestación de los dos servicios”.

Finalmente, aclaró que “si el Municipio se encontrara con el servicio en las condiciones que está hoy, tendría que hacer la misma inversión que se tiene que hacer hoy en día, lo mismo si se lo dieran a una empresa privada o peor, porque busca rentabilidad mientras que la cooperativa solo busca estabilidad”.