Condenan a un policía porque le permitió salir a un detenido

Un efectivo de la alcaidía será condenado a un año de prisión en suspenso. Había permitido la salida de otro policía que está detenido.

El cabo primero de la policía provincial, Gastón Maximiliano Rubén Gómez Salvador, será condenado el próximo martes a un año de prisión en suspenso y el triple del tiempo de inhabilitación en los términos del artículo 19 del Código Penal, luego de reconocer la autoría de los delitos de violación de los deberes de funcionario público, en concurso real con favorecimiento de evasión dolosa.

¿Qué hizo Gómez Salvador? El jueves a la madrugada, estando como encargado de turno de la alcaidía santarroseña, trasladó al detenido Roberto Carlos Viana, en forma oculta y sin autorización en una camioneta Ford Ranger oficial, hasta el domicilio de éste, en la calle Joaquín Ferro. Luego fue restituido a su celda.

A raíz de ello, el imputado –de 33 años– fue aprehendido y ayer, en una audiencia presidida por el juez de control Fernando Rivarola, el defensor general Guillermo Sancho solicitó que sea formalizado por ambos delitos (artículos 284 y 288 primer párrafo del Código Penal). La defensora oficial actuante fue Cristina Albornoz.

En la misma audiencia, la fiscalía y la defensa acordaron solicitar un procedimiento de juicio abreviado, al que adhirió el policía, aceptando el hecho y la pena a imponer.

Así, Gómez Salvador aceptó el año en suspenso y la inhibición por tres años y Rivarola dispuso que quede en libertad –una medida que formó parte del acuerdo– y que la sentencia condenatoria sea leída el próximo martes.

Viana es un policía de 36 años que, en octubre pasado, fue condenado a cuatro años de prisión por ser autor de abuso sexual simple, agravado por tratarse la víctima una persona menor de 18 años y existir una situación de convivencia previa, como delito continuado.