Inquietud porque Nación se desentiende del plan FINES, que le permitió al "Colo" terminar el secundario

Una exfuncionaria del área de de Educación de Jóvenes y Adultos fustiga la idea del presidente. “¿Será que las pampeanas y los pampeanos que desean terminar sus estudios no interesan a los gobiernos? ¿Será que los docentes somos un costo a reducir?”.

El gobierno nacional tiene decidido sacarse de encima los Programas de Finalización de Estudios Primarios y Secundarios (FINES), Conectar Igualdad, Centro de Actividades Juveniles e Infantiles (CAJ y CAI), Coros y Orquestas. Eso derivaría en una carga para el presupuesto provincial, siempre y cuando La Pampa decida hacerse cargo y se vea interesada en su continuidad. La situación inquieta a UTELPa y otros gremios.

“En el día de ayer nos encontramos con la terrible y triste noticia de que varios planes educativos, entre ellos FINES, no contarían con presupuesto nacional y cada provincia deberá hacerse cargo, claro siempre y cuando le interese y sus arcas lo permitan”, dijo en tono de lamento Celia Natalia Lara, que era directora de Educación Permanente de Jóvenes y Adultos de Santa Rosa.

La exfuncionaria agregó: “Es en esta instancia en que me pregunto qué tanto se conoce del impacto social y educativo que estos Planes han tenido”. Se preguntó si saben el presidente Mauricio Macri y el ministro Esteban Bullrich “que en la Provincia de La Pampa este plan permitió que 5.000 personas terminaran su secundario, que más de 150 personas pudieran terminar su primaria y que 150 personas pudieron continuar sus estudios secundarios porque rindieron en FINES las materias ‘colgadas’ de tercer ciclo y pudieron continuar y recibirse”.

Plantea además un caso concreto. Es que el presidente Mauricio Macri y el ministro Esteban Bullrich tienen muy cerca un ejemplo claro de la utilidad del plan FINES en La Pampa: el secretario de Deportes Carlos Mac Allister, principal referente del PRO en La Pampa, terminó sus estudios secundarios gracias a ese programa.

“Me pregunto también -escribió en las redes sociales Celia Natalia Lara- si el presidente sabe que al menos uno de esos 5.000 estudiantes pampeanos (que accedieron al programa), hoy es funcionario de su Gobierno y referente del PRO en la provincia de La Pampa”, señaló en referencia al exfutbolista, pero sin mencionarlo.

Dijo: “Recuerdo cuando él y su sobrino pudieron concluir sus estudios y un familiar, como tantos, se acercó a agradecer la existencia de la oportunidad para poder concluir con algo que de otra manera se tornaba imposible. ¿¿Increíble, no?!!”, añade Lara.

“¿Sabe el señor presidente y toda la ciudadanía que el año pasado fue premiada una docente que a través de FINES y vía Skype promovió que una estudiante que trabajaba en una alejada estancia de esta provincia, pudiera concluir sus estudios primarios y hoy este terminando su secundario?!!””, insiste.

“Puedo seguir contando muchas de estas historias, porque soy de las que cree que la educación puede mejorar la vida de las personas”, reiteró.

Lamentó: “Hoy parece que todas ellas se transforman solo en números, dirán muchas cosas, respetuosamente creo que es un despropósito destruir tantos logros. He sido docente de FINES, como de todas las propuestas de Educación para Jóvenes y Adultos, puedo asegurar que es una propuesta de las más desafiantes para el trabajo docente, muchos alumnos con recorridos muy disímiles reunidos en un mismo espacio y con poco tiempo, si ese no es un desafío para un docente es porque no merece llamarse docente”.

“Una vez más en nuestra historia como estado nacional, el recorte afecta a los más débiles y a las áreas que debieran ser el corazón de una Nación cuyo gobierno se precie tal como dice el preámbulo de nuestra Constitución de promover el Bienestar Generalà ¿Será que las pampeanas y los pampeanos que no terminaron sus estudios y desean hacerlo no interesan a los gobiernos provincial y nacional? ¿Será que para estos gobiernos los docentes somos un costo a reducir?”, interrogó retóricamente.

En riesgo

En la semana trascendió con firmeza que el Gobierno nacional pasará varios programas socioeducativos bajo la órbita de los gobiernos provinciales, de acuerdo a la información que sostienen fuentes gremiales en la ciudad de Buenos Aires. El gremio que agrupa a la mayoría de los docentes pampeanos, la Unión de Trabajadores de la Educación de La Pampa (UTELPa), ya manifestó inquietud y preocupación, incluso ante el riesgo de que pueda declararse el final de esos espacios.

De acuerdo a lo que indican algunos gremios, el llamado ‘proceso de organización‘, que definió el jefe de Gabinete, Marcos Peña, podría afectar ahora a trabajadores de la Educación y miles de beneficiarios de programas como el Plan Fines en todo el país.

La Junta Interna de ATE del ministerio de Educación y Deportes que dirige Esteban Bullrich alerta sobre la incertidumbre que enfrentan más de mil trabajadores que dependen de Programas del organismo a los que se les recortó drásticamente el presupuesto.

Se trata principalmente de áreas socioeducativas, entre las que se destacan los Programas de Finalización de Estudios Primarios y Secundarios (FINES), Conectar Igualdad, Centro de Actividades Juveniles e Infantiles (CAJ y CAI), Coros y Orquestas, entre otros, que de este modo no podrán llevar adelante gran parte de las acciones planificadas en las distintas jurisdicciones del país.

"Antes el Ministerio de Educación financiaba los programas en el territorio. Hoy cada provincia se tiene que hacer cargo de los programas si los quieren llevar a cabo. Es una descentralización de la política pública. Lo mismo que pasó en los ’90 con las escuelas. Depende de la provincia llevar a cabo o no esa política", explicó al portal ‘El Destape‘ el secretario General de la Junta Interna ATE en Educación y Deportes, Rodrigo Recalde.

Además señaló que con la decisión de dejar el Plan FINES solo en los colegios y dejando de lado a las organizaciones sociales, no sólo no serán atendidas plenamente las demandas de aquellos quienes más las necesitan, en territorios vulnerables donde no hay otra oferta educativa, sino que también peligran los empleos de trabajadores del Ministerio que se desempeñan actualmente vinculados a estas áreas.

"No va a tener la función que tenía de que la institución vaya al barrio y no los pibes a la institución. Las organizaciones sociales no van a formar parte de este esquema. Esa función de contención en los barrios se pierde", afirmó Recalde.