Denuncia contra Larrañaga: "Había un patrón, no fue que le erraron a un número final"

El intendente Leandro Altolaguirre y sus colaboradores reafirmaron la acusación de que el exintendente Larrañaga y el exsecretario De Elorriaga adulteraron números para disimular la baja recaudación en Santa Rosa.

El intendente de Santa Rosa, Leandro Altolaguirre, brindó una conferencia de prensa junto al director de Asuntos Jurídicos, Claudio Pérez Laprida, y al secretario de Hacienda, Luis Evangelista, para dar detalles de la denuncia judicial que presentaron la semana pasada contra el exintendente Luis Larragaña y el exsecretario de Hacienda, Miguel De Elorriaga. Dijeron que la adulteración de las cifras de la recaudación durante la anterior gestión para cobrar más coparticipación de la provincia “perjudica” a la actual administración.

Pérez Laprida afirmó que comprobaron que se falsearon los datos de recaudación durante 2014, para cobrar más coparticipación al año siguiente. “Hubo adulteración, falsedad de datos informados”, aseguró el profesional.

-¿Pudo existir un error sin mala intención, como adujo De Elorriaga? -le consultó El Diario.
-No se trataría de un error. No es solo un índice sino varios rubros con información incorrecta e inconsistencias. Hay un patrón. No es que le erraron en el número final. En todos los casos coincide que es un 25% superior. Es algo deliberado. Sino pensáramos que hay un delito no hubiéramos hecho la denuncia.

El profesional dijo que la falsedad de datos le permitieron a la municipalidad cobrar más coparticipación que la correcta durante el año pasado. Según Pérez Lapdria, los perjudicados por la maniobra fueron el resto de los municipios y la propia comuna porque “nos podrían llegar a reclamar” los recursos que se percibieron de más.

El intendente Altolaguirre acusó a De Elorriaga de “tratar de confundir a los vecinos” cuando responsabilizó a los órganos de control por los supuetos “errores” en la contabilidad comunal. “Al cuerpo de relatores, cuyo jefe era Evangelsita, llegan las facuras diarias. No llegaban los números que ellos le pasaban a la provincia”, contrapuso.

Por su parte, Evangelista dijo que “habría que recalcular” la coparticipación para determinar el monto que percibió de más la comuna. “No lo tenemos cuantificado. Lo tiene que hacer la provincia. No tenemos la información”, señaló.

El funcionario manifestó “preocupación” porque la anterior gestión informó el año pasado que había recaudado los mismos fondos que en 2014, período en el cual supuestamente se inflaron los números. A partir de esos datos se calcula la coparticipación que recibirá Santa Rosa este año y, por lo tanto, esperan una fuerte “caída” en los recursos que percibirán las arcas comunales desde la provincia. “Perderíamos 30 millones de pesos”, estimó.

Además, Evangelista apuntó que durante los cuatro años de la gestión de Larañaga el índice de coparticipación de Santa Rosa retrocedió por la ineficiencia en la recaudación. En cambio, aseguró, durante los cuatro años del exintendente Francisco Torroba (él mismo fue su secretario de Hacienda) los guarismos habían mejorado. Precisó que con Torroba la coparticipación sobre la masa total progresó del 26,08 al 29,6% (entre 2009 y 2012) y, en cambio, con Larrañaga descendió al 28,29% hasta el 25,74% (entre 2013 y 2015).

Evangelista dijo que la recaudación actual se mantiene en el 30% al día del vencimiento y que, para revertir la caída en el índice coparticipable, deberían elevarlo al 70%. “Eso para empatar. Es imposible. Se mueve lentamente, aunque la moratoria está ayudando. Tenemos 344 planes firmados, en el 62% de los casos en tres cuotas, son 2 millones y pico de pesos”, indicó.

Por otra parte, Evangelista confirmó que, junto a otros municipios, le pidieron al ministro de Hacienda, Ernesto Franco, que se hagan gestiones para que puedan apelar a los recursos del Fondo de la Soja y las regalías petrolíferas para pagar sueldos y aliviar la crisis financiera en la que están sumidos. “El planteo está. No se si llevar al 100% de libre disponibilidad. Pero hoy es solo del 30%. La idea es revertir eso y que los intendentes acuerden con los Concejos Deliberante cómo gastarlo”, confió.

Tasas

Consultado por el incremento de las tasas municipales, Altolaguirre dijo que “aun no se sabe”, pero aclaró que el 30% de incremento que se maneja es una estimación mínima, para cubrir los aumentos salariales del personal. El jefe comunal dijo que faltan trasladar los costos de los aumentos de gas, combustible y energía eléctrica.

Altolaguirre adujo que si bien existe un auxilio permanente de la provincia tampoco pueden “abusar”. “No podemos ni pagar los sueldos con los fondos propios. El estado es más delicado y frágil de lo que nos imáginabamos antes de entrar a la gestión”, consignó.

Por otro lado, rechazó imitar a la comuna de 25 de Mayo que no trasladó a los funcionarios el aumento de sueldos de los trabajadores. “Hay realidades distintas. Acá hay empleados que cobran más que los funcionarios”, comparó. Y subrayó que en el municipio se redujo la cantidad de funcionarios, hay 70 empleados y contratados menos, se anularon los contratos con empresas de seguridad, se eliminaron horas extras que no se cumplían, y dejaron de alquilarse vehículos.

Justificó “malhumor”

El intendente tuvo unas palabras este jueves para justificar su día de furia, de hace una semana atrás, cuando, exaltado, entre otra cosas, afirmó que los gremialistas lo tienen “podrido” y que los medios le pegan porque cortó la pauta publicitaria.

“No lo dije por la prensa en general. Si por algunos periodistas en particular. Algunos están apurados por generar conflictos”, señaló ahora. Y se quejó porque algunos medios difundieron que echó empleados para contratar a personas de su entorno. “No hemos contratado a nadie”, afirmó.  “Les explico y siguen diciendo lo mismo. Por eso el malhumor”, aclaró.

“No tenemos pauta publicitaria con los medios. No hay recursos. Y la municipalidad debe un año de pauta. Prefiero ir pagando eso. Somos transparentes, no hay pauta porque no tenemos plata. Y sería una falta de respeto pautar y después no cumplir”, concluyó.