Fernández Mendía dice que la Oficina de Violencia Doméstica está funcionando

El presidente del STJ tildó al diputado Abel Sabarots de "marketinero" porque fue hasta la Corte Suprema.

El presidente del Superior Tribunal de Justicia, Eduardo Fernández Mendía, dijo que como el Poder Judicial “no se sabe vender ni es marketinero”, se genera la sensación de que la Oficina de Violencia Doméstica no está funcionando. Pero al mismo tiempo reconoció que ese organismo “nunca” va a estar a la altura de las circunstancias.

El funcionario hizo confusas declaraciones sobre el tema, después de que el diputado radical Abel Sabarots difundiera la falta de funcionamiento de esa Oficina, cuya conformación fue sugerida directamente por la Corte Suprema de Justicia. Además, la Asociación Pensamiento Penal había advertido en las últimas semanas sobre una supuesta intención de cerrarla.

Fernández Mendía dijo que la Oficina está funcionando, pero fue ambiguo en sus declaraciones. "A veces el Poder Judicial no se vende muy bien, pero trabajamos mucho en silencio y no somos marketineros", dijo.

También chicaneó a Sabarots con otra advertencia: “la que puede pedir información es la Cámara de Diputados, no un diputado en particular”, hizo notar.

Recordó que la conformación de la Oficina de Violencia Doméstica “vino por pedido de la Corte, que tiene varias oficinas como Acceso a la Justicia, o Violencia de Género. La creamos con un fin primario, porque sabíamos que la violencia doméstica y de Género ya es un tema que toma el Ministerio Público, y a fin de evitar superposicines se creó exclusivamente con una finalidad política”.

Explicó que la Oficina se creó en el ámbito del STJ y se incorporaron profesionales de distintas disciplinas, “ya que la nueva legislación, llámese Código Civil y Ley de Salud Mental, nos está pidiendo la interdisciplina. Lo pusimos en esa órbita y ha llevado a confusión. Actualmente, la Oficina está trabajando en el estudio de campo, incluso ya han presentado el primer informe que es muy amplio y no lo hemos dado a conocer porque lo tenemos que analizar primero nosotros".

Explicó que "la segunda etapa es la de ir en apoyo o complementar lo que ya está haciendo el Ministerio Público. Es decir que como tenemos un sistema adversarial, vamos a ir en apoyo de las dos partes en el proceso".

-¿Pero está funcionando entonces la Oficina? -le preguntó el periodismo en una virtual rueda de prensa.
-Sí, sí, por supuesto. Se están cumpliendo etapas. Además la etapa de incorporación de profesionales recién se termina de completar en este primer semestre.

-¿Y cuándo va a estar en pleno funcionamiento?
-Y... nunca, porque como la realidad es tan complicada, compleja y requiriente, a medida que el Ministerio Público vaya pidiendo, nosotros vamos a ir acompañando. No es que tengamos un desarrollo propio, no es la función del Poder Judicial, no somos el Ministerio de Bieenstar Social, porque nuestra tarea es investigar los hechos, tanto en el ámbito civil como el penal, y apoyar de aquello que se necesita en la etapa investigativa.

- ¿Qué dice ese primer informe al que aludió recién?
- Recién se acaba de acercar, es muy largo y difícil de transmitir, porque son cuadros, no es sencillo de entender para el que no está en tema. Pero no tenemos información secreta, así que será subido a la página. La realidad de la violencia de género en el mundo, en el país y en la provincia es grave, muy preocupante. Pero esa Oficina no lo va a solucionar. Hay que cambiar un sistema cultural y que todos tengamos perspectiva de género, desde la escuela, la educación y todos los centros de la sociedad.