Subsidios a la Fundación Pensar: "No creo que sea algo negativo", dice Díaz

El bloque del PRO mandó el 37% de los subsidios que distribuyó en ocho meses a la fundación del macrismo. “No creo que podamos hablar de un direccionamiento. Esa fundación trabaja para mejorar la calidad institucional”, justificó Josefina Díaz.

No creo que sea algo negativo o nocivo”, sostuvo este jueves la diputada de Propuesta Federal, Josefina Díaz, consultada por el direccionamiento del 37,6% de los subsidios del bloque que integra hacia la Fundación Pensar durante los primeros ocho meses de gestión. Si bien Díaz fue la legisladora que incurrió en menor medida en esa práctica, defendió las decisiones del bloque e intentó rechazar que se las considere un “direccionamiento” a una fundación partidaria.

Los diputados del PRO Maximiliano Aliaga, Adriana Leher y Díaz enviaron a esa fundación 264.000 pesos de los 701.900 que distribuyeron desde diciembre del año pasado. Pensar es una entidad creada por el macrismo para trabajar en estrategias electorales y propuestas de campaña. Cada legislador provinciales cuentan con un monto de subsidios para repartir mensualmente entre entidades sin fines de lucro, clubes, agrupaciones solidarias, cooperadoras o municipios.

“Yo te voy a contestar como Josefina. En realidad, creo que las potestades de entregar subsidios las tiene cada uno de los legisladores. No creo que podamos hablar de un direccionamiento cuando solo hablamos del 37% de los subsidios”, contestó Díaz ante la consulta de El Diario. “Aparte, cada uno de los subsidios, en el caso personal, y creo que en el resto de los diputados también, se evalúa para qué son utilizados”, añadió.

Por otra parte, Díaz aseguró que “hay que tener en cuenta que esa fundación trabaja para mejorar la calidad institucional, en capacitaciones, en formación de gente, en encuentros permanentes buscando mejorar la calidad institucional y la actividad política. Por lo tanto, no creo que sea algo negativo ni nocivo”. “No solamente le damos a la fundación Pensar, sino que a través de los subsidios se ayuda a mucho tipo de fundaciones, de protección animal, otro tipo de actividades, inclusive a gremios”, añadió.

-Claramente desde el bloque se ayuda en una porcentaje sensiblemente menor a otras instituciones... -apuntó El Diario.
-Creo que esto es una decisión de cada uno de los legisladores. Y cada uno medianamente lo hace de acuerdo a lo que evalúa y para qué se lo pide... yo personalmente no le di el 37% a la fundación Pensar. Pero creo que bien utilizados es un fin que puede ayudar mucho a mejorar la calidad de las instituciones. Mi criterio personal es darlo aportando a consolidar actividades.

-¿Le parece correcto que esa cantidad de subsidios vaya justamente a una fundación identificada partidariamente con el PRO?
-Creo que no es correcto por ahí buscar o vincular con personas estos subsidios sino que hay que hacerlo con las acciones, para qué se hace. Es para mejorar la calidad de las instituciones. Todos sabemos que la fundación tiene amplia actividad. Cada uno de los aportes los he realizado cuando me lo pidieron para una actividad puntual. Yo contesto, eso si, en forma personal, como Josefina Díaz.

Direccionamiento

De acuerdo al registro de subsidios que publica la Cámara de Diputados de La Pampa, entre el 10 de diciembre del año pasado y agosto de este año, los tres legisladores del macrismo en la provincia distribuyeron 701.900 pesos entre entidades de bien público, mes a mes. Del monto total, 264.000 pesos fueron para Pensar, el 37,6%. El resto de los subsidios se repartió entre decenas de entidades de bien público, clubes y municipios, por montos sensiblemente menores.

El diputado Máximo Aliaga en diciembre del año pasado mandó 20.000 a la Fundación Pensar; en enero, 15.000; en febrero, 10.000; en marzo,15.000; en abril, 15.000; en mayo, 15.000; en junio, 15.000; en julio, 15.000; y en agosto, 15.000.

Por su parte, la diputada Adriana Leher en enero envió 20.000; en marzo, 15.000; en mayo, 11.000; junio, 15.000; julio, 15.000; y en agosto, 15.000.

Finalmente, la diputada Josefina Díaz, la exlegisladora radical que pegó el salto y se pasó al macrismo el año pasado, ayudó a la fundación aunque un poco menos que los otros otros dos miembros de la bancada. Destinó un subsidio de 20.000 pesos para la entidad; en julio, 14.000; y en agosto, 4.000.

A unos tanto y a otros tan poco

Durante ocho meses, los tres diputados del PRO le dieron el 37% de los subsidios a la Fundación Pensar, 264.000 pesos, y el resto, 437.900 pesos, se distribuyó entre decenas de instituciones, clubes y municipalidades, en montos sensiblemente menores.

Algunos ejemplos, para comparar. La Fundación Vida Animal, en el mismo período, recibió 2.000 pesos en subsidios. El diputado Maximiliano Aliaga le dio 1.000 y los otros 1.000 la legisladora Adriana Leheer. La Asociación de Lucha contra el Cáncer obtuvo 4.000 pesos en subsidios. Aliaga le dio uno de 1.000 y otro de 2.000. La diputada Josefina Díaz giró uno de 1.0000. Una fundación emblemática en la lucha por los ríos, la Chadileuvú, recibió 2.500 pesos de un subsidio de Díaz.

Entre los clubes, Belgrano de Santa Rosa recibió en el mismo período 1.000 pesos de Aliaga. Otro ejemplo: Independiente de Doblas consiguió 1.000 (500 de Díaz y 500 de Aliaga). Y Sarmiento de Santa Rosa, 2.500 pesos de Aliaga.

Entre los municipios, a modo de ejemplo, el de General Pico recibió 13.000 pesos. Aliaga otorgó tres subsidios de 1.500 pesos cada uno y Díaz giró tres aportes, 2.500, 1.500 y 1.500 respectivamente. La comuna de Acha recibió 10.000 pesos que giró la diputada Leher, oriunda de esa localidad. Por su parte, Victorica consiguió aportes por 13.500 pesos en total. Aliaga y Díaz transfirieron 1.000 cada uno, y Leher un aporte de 10.000 y otro de 1.500 pesos.