Un grupo de feministas ayuda a abortar con Misoprostol

El sábado se completó la doble presentación del libro “Código Rosa: Relatos sobre aborto” en Santa Rosa y General Pico, por parte de su autora, Dahiana Belfiori. Acompañó la aparición pública del grupo de "Socorristas de Santa Rosa".

El grupo “Socorristas Santa Rosa” anunció que desde febrero brinda información y acompaña a las mujeres que deciden abortar con Misoprostol de manera segura y en sus propias casas. Las feministas ofrecen un número telefónico de contacto para que las que opten por esta práctica puedan hacerlo informadas y sin riesgos. La iniciativa fue dada a conocer el viernes en la UNLPam de Santa Rosa y el sábado en el Centro Cultural Médano de General Pico, durante la presentación de un libro que aborda de modo literario 17 relatos ficcionados de mujeres que decidieron abortar con Misoprostol, asesoradas por el colectivo feminista La Revuelta de Neuquén, durante el año 2012.

Un centenar de personas asistió a ambas presentaciones. Al hablar de su libro, Belfiori manifestó que surge de un deseo político, ético y estético de transitar otros relatos en torno a la experiencia de abortar, acompañadas por feministas y en un contexto en que las mujeres adquieren la autonomía de practicarlo en sus casas de modo seguro. Pero que también surge de la necesidad de poner voz a las más de 500.000 mujeres que abortan por año en Argentina -según datos oficiales- y que provienen de diversas clases sociales y que profesan o no diversas religiones.

Las exposiciones también estuvieron orientadas en explicar en qué consiste el “socorrismo”, una práctica feminista que surge en el año 2010 en la ciudad de Neuquén, brindando información y acompañando a mujeres que deciden practicarse un aborto con Misoprostol, y que actualmente está conformada en Red Federal de Socorristas y funciona en más de 23 puntos del país.

Al presentarse, el grupo de Socorristas de Santa Rosa explicó que no solo brinda información sobre cómo usar el Misoprostol, cómo evitar riesgos y cómo sentirse más seguras, sino que también entabla un vínculo: conocen cara a cara a esas mujeres en una entrevista y acompañan durante el proceso por medio de una guardia activa, pues el celular no se apaga nunca. Además, este seguimiento termina con una etapa de control posaborto con una ecografía, durante la cual se informa e insiste en que la mujer elija un método anticonceptivo en una charla con un profesional de la salud amigable.

Remarcaron, además, que el socorrismo constituye una fuente de saber, porque en cada acompañamiento las mujeres brindan información sobre sus propias realidades sociales. Es por la sistematización de esta información que en abril de este año la Red Federal pudo presentar el informe 2014 y manifestar que en el país acompañaron a 1.650 mujeres que decidieron abortar con Misoprostol de manera segura.

En lo político, manifestaron que el socorrismo constituye una práctica contrahegemónica y un feminismo contemporáneo que se revela ante el mandato cultural de la maternidad obligatoria. Sostienen que también implica romper con el silencio y la hipocresía de la sociedad, que desconoce que el aborto es una realidad y un negocio de los profesionales de la salud, que se declaran objetores de conciencia en los hospitales públicos pero los practican en sus consultorios privados, llegando a cobrar hasta más de $12.000.

El Misoprostol es un insumo farmacológico usado hace más de 30 años por mujeres pobres de América Latina que deciden interrumpir su embarazo durante el primer trimestre. Actualmente, la Organización Mundial de la Salud (OMS) reconoce que su uso libre baja los índices de abortos inseguros y la muerte de mujeres, y apoya la difusión de información. Para respaldar el uso con estudios científicos firmes, la OMS publicó en 2003 la “Guía para un aborto sin riesgos” y en 2005 incluyó al Misoprostol como medicamento esencial.

La actividad contó con la presencia del Foro Pampeano por el Derecho al Aborto Legal, Seguro y Gratuito, integrantes de la Cátedra Libre Extracurricular de Educación Sexual Integral y Derechos Sexuales y Reproductivos en la Facultad de Ciencias Humanas de la UNLPam; el secretario de Bienestar Universitario de la institución, Jorge Luis Mariani; y organizaciones sociales como el Movimiento Popular Pampeano por los DDHH, Mujeres Autoconvocadas, y de las secretarias de Género y Prensa de la CTA.

Para comunicarse con Socorristas Santa Rosa, las mujeres pueden contactarse por mail a [email protected] O telefónicamente al 02954-15239537.